a
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor.
Image Alt

Bouganvilla, la trepadora favorita

Bouganvilla, la trepadora favorita

Es una de las plantas por excelencia de la época estival. Su colorida floración alegra cualquier zona del jardín, porche, o terraza pero cuidado, es importante conocer cuál es su correcta ubicación y mantenimiento para poder disfrutarla.

El clima ideal para este arbusto es uno donde los inviernos sean cálidos, sin heladas ya que se trata de una planta originaria de Brasil . No obstante, puede resistir  los inviernos con heladas si se toma la precaución de resguardarla de la fuerte bajada de temperatura en invierno.Si está plantada en el suelo, se puede cubrir con un plástico o manta durante los meses más fríos y, si es en maceta, bastará con ponerla bajo un porche.

Es importante saber que, una vez que tengamos nuestra bouganvilla, lo primero que hay que decidir es el lugar donde la plantaremos. Ya sea en suelo o en maceta, se trata de una planta a la que no le gustan los cambios ya que sus raíces son muy delicadas. Tenga en cuenta que se trata de un arbusto que puede alcanzar los 10 metros de altura por lo que deberá tener en cuenta que, si decide ponerla en maceta, ha de ser una bastante grane para retrasar el cambio lo máximo posible.

Una vez la tengamos plantada, llega el momento del riego. La bouganvilla aguanta bien con poco riego, basta con uno semanal pero evite mojar las hojas. Lo más importante es la luz, necesita mucha luz. Y pese a lo que puede parecer, a esta planta le sucede lo mismo que a la poinsetia (flor de Pascua) la flor no es lo que parece. El colorido rosa, fucsia, morado, naranja, granate o blanco de esta trepadora es en realidad el de sus hojas, la flor son las bolitas blancas pequeñas que tiene en el centro.