a
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor.
Image Alt

El perrito del Guggenheim

El perrito del Guggenheim

Vigilando a todo el que entra en el Museo Guggenheim de Bilbao se encuentra Puppy, la mayor estructura floral del mundo creada por Jeff Coons.

Este West Highland white terrier (la misma raza que el perro de su creador), necesita una 40.000 plantas en flor para conseguir su colorido pelaje.

A los amantes de las flores les surgirá la duda de cómo pueden mantener semejante escultura de 12 metros de altura y 15 toneladas de peso en perfectas condiciones.

El secreto no es otro que el cuidado diario de la misma. Todos los días se riega durante una hora y media gracias a un sistema de riego que contiene en su interior. Además, un equipo de jardineros lo supervisa a diario para comprobar que no haya ninguna plaga, poda las plantas cuando es necesario y sustituye las que hayan podido marchitarse.

Puppy cambia su manto de flores dos veces al año, en primavera y en otoño. Para ello es neceserio un equipo de 25 jardineros y 10 días de trabajo pero el resultado sin duda merece la pena. En otoño colocan pensamientos de colores que, por su dureza aguantan las bajas temperaturas. En primavera se sustituye por begonias, tagetes, alegrias y otras flores coloridas.

Como dato curioso destaca que la papada del perrito no tiene flores, si no hiedra. Esto se debe a que son las únicas plantas que crecen bien boca abajo, ya que las variedades usadas normalmente no aguantan esta posición.

Desde 1997 Puppy observa y es observado a todos los que llegan y, durante estos más de 20 años, no ha perdido jamás su imponente pelaje.