a
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor.

Lilas

Lilas

Las lilas o syringas florecen en abril y su colorido y fragancia alegran los jardines de gran parte de España.

Se trata de un arbusto que no requiere grandes cuidados. Crecen mejor a pleno sol y su tamaño puede llegar a alcanzar los 4 metros por lo que hay que tener en cuenta cuando plante uno, que debe tener espacio alrededor para crecer. El mejor momento para plantar una lila es en primavera u otoño. Una vez está asentada en su lugar, las lilas son capaces de mantenerse con la climatología existente y resisten bien a la sequía.

Como en todas las plantas, una vez al año es importante abonarla para que tenga los nutrientes necesarios para seguir creciendo y las podas deben ser leves puesto que influye en la floración del año siguiente. Se se realiza una poda severa, no habrá tantas flores en primavera.

Los ramos de lilas son una maravilla y combinadas con rosas quedan unos arreglos muy bonitos. La lila se comercializa en las tiendas de flores durante casi todo el año puesto que se cultivan en muchos puntos del planeta. La lila holandesa es un poco más pequeña que la española pero igualmente bonita.

En foristerías las puede encontrar en blanco y color lila y, cuando compre, debe saber que para que dure más tiempo, debe realizar unos cortes verticales al final de su tallo leñoso o machacarlo para que el agua le llegue correctamente a la flor.