a
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor.

Narcisos

Narcisos

Como comentabamos en anteriores entradas, en los meses de enero, febrero y  principios de marzo los bulbos son los protagonistas.

El narciso es una flor de gran belleza y existen multitud de variedades pero sus colores son siempre el blanco y el amarillo.

Cuando uno compra narcisos es importante saber que son flores a las que les gusta el frío. Si las tenemos en un lugar muy caliente de la casa, su vida se acortará. Siempre deben ir en agua, no en esponja floral, puesto que de ese modo durará más tiempo fresco.

Originario de la cuenca mediterranea y Europa es muy común encontrarlos silvestres en el monte. Si se desea tener en el jardín, los bulbos han de plantarse a finales de año y florecerán en primavera. Año tras año, volverán a florecer puesto que no es necesario moverlos de sitio.

Si le regalan un bulbo de narciso, cuando termine su floración, puede guardar el bulbo en una bolsa de papel o envuelto en un periodico y plantarlo en maceta o en el jardín entre los meses de noviembre y diciembre para que le florezca de nuevo.

En mitología griega, Narciso era un joven de gran belleza y todas las doncellas se enamoraban de él pero este, las rechazaba a todas. La diosa de la venganza, Némesis, lo castigó por su engreimiento e hizo que se enamorara de su propia imagen reflejada en el agua. Absorto en su propia contemplación cayó al agua y se ahogó. En el sitio donde se había caido creció una hermosa flor, que hizo honor al nombre y la memoria de Narciso.